jueves, 24 de diciembre de 2015

martes, 22 de diciembre de 2015

REFLEXIÓN NAVIDEÑA


Navidad... una vez más Señor

La Navidad no es solo para una noche y de esta noche un ratito y tal vez mañana otro poquito. Es mucho más...es todos los días.

Una vez más hemos limpiado la casa. Hemos pulido los metales, hemos abrillantado las maderas.

Una vez más hemos sacudido el polvo, hemos encendido las luces...

Una vez más hemos hecho estrellas de papel plateado, hemos colgado guirnaldas, una vez más está engalanado el árbol de Navidad, una vez más, Señor, tienen nuestra casa ambiente de fiesta navideña.

Una vez más hemos andado con el vértigo del tráfico, de acá para allá buscando regalos y una vez más, Señor, hemos dispuesto la mesa y preparado la cena con esmero... una vez más, Señor...

Y una vez más todo esto pasará y será como fuego de artificio que se pierde en la noche de nuestras vidas, si todo esto ha sido meramente exterior. Si no hemos encendido la luz de Tu amor en nuestro corazón. Si nuestra voluntad no se inclina ante ti y te adora incondicionalmente.

Tu no quieres tibios , ya lo dijiste cuando siendo hombre habitabas entre nosotros, no quieres "medias tintas", a ratos si y a ratos no. Trajiste la paz pero también la guerra. La guerra dentro de nosotros mismos para vencer nuestro egoísmo, nuestra soberbia, nuestra envidia, nuestra gran pereza para la entrega total.

La Navidad no es solo para esta noche y de esta noche un ratito y tal vez mañana otro poquito. Es mucho más que eso, es todos los días, todos los meses y todos los segundos del año en que tenemos que vivir la autenticidad de nuestro Credo.

Ser auténticos con nuestra Fe no solo es: no robar, no matar, no hacer mal a nadie. Busquemos en nuestro interior y veamos esos pecados de omisión: el no hacer el bien, el no preocuparnos de los que están a nuestro lado, del hermano que nos tiende la mano y hacemos como que no lo vemos, como que no lo oímos... Veamos si en nuestra vida hay desprendimiento y generosidad o vivimos solo para atesorar y cuando nos parece que tenemos las manos llenas, las tenemos vacías ante los ojos de Dios.

Que esta Noche sea Nochebuena de verdad en nuestro corazón. Vamos a limpiar y quitar el polvo del olvido para las buenas obras. Vamos a colgar para siempre la estrella de la humildad donde antes había soberbia, vamos a poner una guirnalda de caridad donde antes había desamor.

Vamos a cambiar nuestra vida interior fría y apática, por una valiente y plena de autenticidad. Vamos a darte, Señor, lo que viniste a buscar en los hombres una noche como esta hace ya muchos años: limpieza de corazón y buena voluntad.



REFLEXIONES DE ADVIENTO

No tengan miedo de la ternura

Reflexiones Adviento


La Navidad es el encuentro de Dios con su pueblo. Y también es una consolación, un misterio de consolación.


Fragmento de la entrevista con papa Francisco sobre la Navidad, martes, 10 de diciembre

Navidad...es el encuentro con Jesús.

Dios siempre ha buscado a su pueblo, lo ha guiado, lo ha custodiado, ha prometido que le estará siempre cerca. En el Libro del Deuteronomio leemos que Dios camina con nosotros, nos guía de la mano como un papá con su hijo.


Esto es hermoso. La Navidad es el encuentro de Dios con su pueblo. Y también es una consolación, un misterio de consolación. Muchas veces, después de la misa de Nochebuena, pasé algunas horas solo, en la capilla, antes de celebrar la misa de la aurora, con un sentimiento de profunda consolación y paz. Recuerdo una vez aquí en Roma, creo que era la Navidad de 1974, en una noche de oración después de la misa en la residencia del Centro Astalli. Para mí la Navidad siempre ha sido esto: contemplar la visita de Dios a su pueblo.

¿Cuál es el mensaje de la Navidad para las personas de hoy?

Nos habla de la ternura y de la esperanza. Dios, al encontrarse con nosotros, nos dice dos cosas.

La primera: tengan esperanza. Dios siempre abre las puertas, no las cierra nunca. Es el papá que nos abre las puertas.

Segunda: no tengan miedo de la ternura. Cuando los cristianos se olvidan de la esperanza y de la ternura se vuelven una Iglesia fría, que no sabe dónde ir y se enreda en las ideologías, en las actitudes mundanas. Mientras la sencillez de Dios te dice: sigue adelante, yo soy un Padre que te acaricia.

Tengo miedo cuando los cristianos pierden la esperanza y la capacidad de abrazar y acariciar. Tal vez por esto, viendo hacia el futuro, hablo a menudo sobre los niños y los ancianos, es decir los más indefensos. En mi vida como sacerdote, yendo a la parroquia, siempre traté de transmitir esta ternura, sobre todo a los niños y a los ancianos. Me hace bien, y pienso en la ternura que Dios tiene por nosotros.

lunes, 21 de diciembre de 2015

EL VERDADERO SENTIDO DE LA NAVIDAD


Carta de Jesús (Una historia sobre el verdadero sentido de la Navidad)


Querido Amigo:

Hola, te amo mucho. Como sabrás, nos estamos acercando otra vez a la fecha en que festejan mi nacimiento.

El año pasado hicieron una gran fiesta en mi honor y me da la impresión que este año ocurrirá lo mismo. A fin de cuentas ¡llevan meses haciendo compras para la ocasión y casi todos los días han salido anuncios y avisos sobre lo poco que falta para que llegue!

La verdad es que se pasan de la raya, pero es agradable saber que por lo menos un día del año, piensan en mí. Ha transcurrido ya mucho tiempo cuando comprendían y agradecían de corazón lo mucho que hice por toda la humanidad.

Pero hoy en día, da la impresión de que la mayoría de la gente apenas si sabe por qué motivo se celebra mi cumpleaños.

Por otra parte, me gusta que la gente se reúna y lo pase bien y me alegra sobre todo que los niños se diviertan tanto; pero aún así, creo que la mayor parte no sabe bien de qué se trata. ¿No te parece?

Como lo que sucedió, por ejemplo, el año pasado: al llegar el día de mi cumpleaños, hicieron una gran fiesta, pero ¿Puedes creer que ni siquiera me invitaron? ¡Imagínate! ¡Yo era el invitado de honor! ¡Pues se olvidaron por completo de mí!.

Resulta que habían estado preparándose para las fiestas durante dos meses y cuando llegó el gran día me dejaron al margen. Ya me ha pasado tantísimas veces que lo cierto es que no me sorprendió.

Aunque no me invitaron, se me ocurrió colarme sin hacer ruido. Entré y me quedé en mi rincón. ¿Te imaginas que nadie advirtió siquiera mi presencia, ni se dieron cuenta de que yo estaba allí?

Estaban todos bebiendo, riendo y pasándolo en grande, cuando de pronto se presentó un hombre gordo vestido de rojo y barba blanca postiza, gritando: "¡jo, jo, jo!".

Parecía que había bebido más de la cuenta, pero se las arregló para avanzar a tropezones entre los presentes, mientras todos los felicitaban.

Cuando se sentó en un gran sillón, todos los niños, emocionadísimos, se le acercaron corriendo y diciendo: ¡Santa Clos! ¡Cómo si él hubiese sido el homenajeado y toda la fiesta fuera en su honor!

Aguanté aquella "fiesta" hasta donde pude, pero al final tuve que irme. Caminando por la calle me sentí solitario y triste. Lo que más me asombra de cómo celebra la mayoría de la gente el día de mi cumpleaños es que en vez de hacer regalos a mí, ¡se obsequian cosas unos a otros! y para colmo, ¡casi siempre son objetos que ni siquiera les hacen falta!

Te voy a hacer una pregunta: ¿A tí no te parecería extraño que al llegar tu cumpleaños todos tus amigos decidieron celebrarlo haciéndose regalos unos a otros y no te dieran nada a tí? ¡Pues es lo que me pasa a mí cada año!

Una vez alguien me dijo: "Es que tú no eres como los demás, a ti no se te ve nunca; ¿Cómo es que te vamos a hacer regalos?". Ya te imaginarás lo que le respondí.

Yo siempre he dicho "Pues regala comida y ropa a los pobres, ayuda a quienes lo necesiten. Ve a visitar a los huérfanos, enfermos y a los que estén en prisión!".

Le dije: "Escucha bien, todo lo que regales a tus semejantes para aliviar su necesidad, ¡Lo contaré como si me lo hubieras dado a mí personalmente!" (Mateo 25,34-40).

Muchas personas en esta época en vez de pensar en regalar, hacen bazares o ventas de garaje, donde venden hasta lo que ni te imaginas con el fin de recaudar hasta el último centavo para sus nuevas compras de Navidad.

Y pensar todo el bien y felicidad que podrían llevar a las colonias marginadas, a los orfanatorios, asilos, penales o familiares de los presos.

Lamentablemente, cada año que pasa es peor. Llega mi cumpleaños y sólo piensan en las compras, en las fiestas y en las vacaciones y yo no pinto para nada en todo esto. Además cada año los regalos de Navidad, pinos y adornos son más sofisticados y más caros, se gastan verdaderas fortunas tratando con esto de impresionar a sus amistades.

Esto sucede inclusive en los templos. Y pensar que yo nací en un pesebre, rodeado de animales porque no había más.

Me agradaría muchísimo más nacer todos los días en el corazón de mis amigos y que me permitieran morar ahí para ayudarles cada día en todas sus dificultades, para que puedan palpar el gran amor que siento por todos; porque no sé si lo sepas, pero hace 2 mil años entregué mi vida para salvarte de la muerte y mostrarte el gran amor que te tengo.

Por eso lo que pido es que me dejes entrar en tu corazón. Llevo años tratando de entrar, pero hasta hoy no me has dejado. "Mira yo estoy llamando a la puerta, si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos". Confía en mí, abandónate en mí. Este será el mejor regalo que me puedas dar. Gracias 
Tu amigo 
Jesús

miércoles, 16 de diciembre de 2015

martes, 15 de diciembre de 2015

ADVIENTO

}


Lo anticipamos todo durante el adviento

Nos damos regalos, los abrimos, comemos pavo, dulces, etc. No sabemos esperar a la fiesta.




El adviento es tiempo de espera para la gran celebración de la Navidad. El nacimiento de Jesús es el gran acontecimiento largamente esperado por el Pueblo de Israel que durante tantos años vivió anhelando el cumplimiento de la promesa que Dios le había hecho de que le enviaría un Salvador.

Nuestra cultura no está habituada a esperar y nos es difícil comprender que el Pueblo de Israel haya esperado siglos y siglos para el cumplimiento de esta promesa. La nuestra es la cultura de la prisa, de lo inmediato, de lo "express". Esperar implica acomodarse al tiempo de otro y es realmente difícil aceptar los tiempos de “otro” cuando no coinciden con los nuestros, incluso si son tiempos de Dios.

El Adviento nos invita a esperar el tiempo de Dios; la venida de Jesús.

El adviento no es aún la fiesta, sino espera, preparación y expectación para la gran fiesta.
El gozo propio del adviento es de quien ha recibido una promesa y espera ilusionado su cumplimiento y verificación. Sin embargo, hoy ya no lo vivimos esperando una promesa. Hemos adelantado la fiesta y hemos perdido el clima de "espera", "de promesa", de "don".

Lo anticipamos todo: durante el adviento, nos damos regalos, los abrimos, comemos pavo, dulces, etc. No sabemos esperar. Esta anticipación del festejo nos ha "robado" el tiempo de preparación espiritual propuesto por la Iglesia para una celebración profunda de la Navidad, que tendría que ser para cada cristiano, un encuentro “de corazón a corazón” con el Dios-niño, tan sencillo y pequeño, que se encuentra al alcance de todos. Actualmente hay muchos festejos “navideños” que nada tienen que ver con el misterio de la Navidad y muchas veces para el 24 de diciembre, ya nos encontramos cansados y agobiados; incluso "saturados" de tantos compromisos; agotados por la prisa y el estrés. La forma en la que solemos vivir el adviento, en lugar de prepararnos para celebrar la Fe en un clima de paz y gozo espiritual, muy probablemente nos acelera, dispersa y distrae para lo esencial.

María, la Madre que supo esperar con verdadera esperanza y gran amor, es el gran personaje del Adviento que nos enseña a vivir este tiempo como camino hacia el portal de Belén, lugar de encuentro y adoración del Dios-niño.

Tres actitudes muy hermosas de María que nos pueden ayudar a vivir este adviento son: la espera, la preparación del corazón y la acogida sincera.
1. María espera con gozo, con profunda esperanza, la llegada de Jesús a su vida.
2. María prepara su corazón con vivos sentimientos de ternura para con el Niño Jesús que viene y de gratitud profunda para con Dios que cumple sus promesas.
3. María cultiva en su corazón una acogida generosa, abriéndolo de par en par para que realmente entre Jesús a su vida. Ella lo esperaba sinceramente, no lo acoge sólo de palabra, sino que le ofrece su corazón.

Que María nos enseñe a vivir este adviento en una espera gozosa; a aprovechar este tiempo para preparar nuestro corazón para que Jesús realmente encuentre en él un lugar donde quedarse y desde el cual podamos descubrirlo como verdadero Salvador: como el Dios que viene a iluminar lo que en nuestra vida está oscuro; a sanar lo que en nuestra vida está enfermo; y a liberarnos de todo lo que nos impide vivir en el gozo de su Amor.


lunes, 14 de diciembre de 2015

PROGRAMA DE EXAMEN-EDUCACIÓN FÍSICA-5º 1ra y 2da-VARONES

PROGRAMA DE EXAMEN.

ASIGNATURA: Educación física.

CURSOS: 5º 1ra y 5º 2da

DOCENTE: Mondino Rodrigo

UNIDAD 1:

EJE ORGANIZADOR: LA GIMNASIA.

OBJETIVOS: INCORPORAR A TRAVÉS DEL MOVIMIENTO NUEVOS VALORES Y VIVENCIAS SOCIALES.

CONTENIDOS CONCEPTUALES:
o                    RITMO, FLUIDEZ, ARMONIA, PRESICIÓN Y DINAMISMO.
o                    ENTRENAMIENTO DEPORTIVO.
o                    NUTRICIÓN.

UNIDAD 2:
EJE ORGANIZADOR: JUEGOS MOTORES Y DEPORTES

OBJETIVOS: DESARROLLAR EL ESPIRITU CRÍTICO ENTRE LAS FORMAS Y EXIGENCIAS DE LAS PRÁCTICAS DEPORTIVAS INSTITUCIONALIZADAS Y NO INSTITUCIONALIZADAS.

CONTENIDOS CONCEPTUALES:
o                    SELECCIÓN, ORGANIZACIÓN Y PARTICIPACIÓN.
o                    EL EQUIPO, EL GRUPO, DIFERENCIAS Y ANALOGÍAS. ROLES, FUNCIONES, PUESTOS.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

PROGRAMA DE CONTENIDOS - SIC I - 4° AÑO

PROGRAMA DE CONTENIDOS CONCEPTUALES: SISTEMA DE INFORMACIÓN CONTABLE I
DOCENTES: JUAN L. – LOMBARDO M.

UNIDAD N° 1 CAMPO CONCEPTUAL DEL SISTEMA CONTABLE, PATRIMONIAL Y FINANCIERO
 EJE ORGANIZADOR:       EL PATRIMONIO:             SUS ELEMENTOS

CONTENIDOS CONCEPTUALES
Patrimonio. Elementos: activo, pasivo, patrimonio neto. Clasificación: corriente y no corriente.  Rubros que los componen. Cuentas y análisis.

UNIDAD Nº 2 OPERACIONES DEL SISTEMA CONTABLE PATRIMONIAL Y FINANCIERO:
ANALISIS DE LOS COMPONENTES DEL ACTIVO
EJE ORGANIZADOR: El sistema de información contable y las operaciones con activos.

CONTENIDOS CONCEPTUALES

Captación de datos referidos a:

Caja y Bancos: arqueo, fondo fijo, operaciones bancarias, moneda extranjera.
Inversiones: concepto. Bolsa de Comercio. Cotización de títulos. Plazo fijo bancario, compra – venta – cotización de títulos privados y públicos. Valores mobiliarios.
Créditos: descuento de documentos, renovación, amortización, previsión para créditos incobrables.
Bienes de cambio: este rubro se desarrollará en el espacio curricular Administración II
Bienes de uso: compra – venta – amortización. Bienes intangibles: incorporación - amortización

UNIDAD Nº 3 OPERACIONES DEL SISTEMA CONTABLE PATRIMONIAL Y FINANCIERO:
ANALISIS DE LOS COMPONENTES DEL PASIVO

EJE ORGANIZADOR: El sistema de información contable y las operaciones con pasivos.

CONTENIDOS CONCEPTUALES

Captación de datos referidos a: Deudas comerciales – bancarias – financieras
Deudas prendarias – hipotecarias. Deudas sociales – fiscales. Dividendos
Previsiones

UNIDAD Nº 4: “SOCIEDADES DE CAPITAL”
EJE ORGANIZADOR: La forma jurídica de las grandes empresas responde a sociedades de capital
CONTENIDOS CONCEPTUALES
Sociedades comerciales: Ley 19550. Tipos de sociedades. Sociedades de personas.
Sociedades de capital: Sociedad anónima: características que la definen. Constitución. Instrumento constitutivo: estatuto. Socios promotores y fundadores. Acciones: definición, clasificación.
Asambleas: definición, clasificación.
Distribución de utilidades.

Aumento del capital: emisión de acciones con prima de emisión.

PROGRAMA DE EXAMEN DE T.E.A. 1°2°

TALLER DE ECONOMIA Y ADMINISTRACION – 1º AÑO – Año 2015 

DOCENTE:   MARÍA TERESA FLEBA  

OBJETIVOS DIDÁCTICOS 

  • Utilizar los contenidos asimilados en la dinámica del taller en la resolución de situaciones problemáticas. 
  • Analizar causas que ocasionan variaciones patrimoniales. 
  • Relacionar e  integrar conocimientos adquiridos.  
CRITERIOS GENERALES DE EVALUACIÓN 

  • Conocimiento de los contenidos desarrollados y su aplicación en nuevas situaciones problemáticas. 
  • Comprensión, identificación y utilización de conceptos desarrollados. 
  • Argumentación con fundamento. 
CRITERIOS ESPECÍFICOS DE EVALUACIÓN 

  • Reconocer características fundamentales de las organizaciones. 
  • Identificar la información suministrada por los documentos comerciales. 
  • Realizar cálculo de intereses aplicables a operaciones comerciales.   
  • Identificar y clasificar los diferentes elementos constitutivos del patrimonio. 
  • Clasificar variaciones patrimoniales en diferentes operaciones comerciales. 
CONTENIDOS CONCEPTUALES 

Organizaciones. Concepto. Elementos fundamentales de una organización. Clasificación de las organizaciones. Sistema de información. La contabilidad como sistema de información. 
Fuentes de registración contable. Factura. Tipos de factura. Ticket. Remito. Cheque. Tipos de cheques. Pagaré. Resumen de cuenta. Recibo. Nota de Crédito bancaria o boleta de depósitos (concepto de cada uno de ellos, emisor y receptor, importancia para ambas partes). Confección de documentos. 
El I.V.A. en la facturación. Categorías de contribuyentes frente al I.V.A. 
Clasificación de depósitos bancarios. 
Patrimonio. Concepto. Patrimonio neto. Elementos positivos del patrimonio. Elementos negativos del patrimonio. Cuentas representativas. 
Los resultados. Resultados positivos. Resultados negativos. Cuentas representativas. 
Variaciones Patrimoniales: Permutativas  y Modificativas.  Identificación de las mismas. 
CONTENIDOS PROCEDIMENTALES 

Seleccionar, clasificar y ordenar información contable. 
Interpretación de la información suministrada por los documentos  comerciales. 
Identificar y clasificar elementos patrimoniales 
Confección de documentos comerciales. 
Aplicar fórmula de interés simple y convertir tasas.  
METODOLOGÍA A UTILIZAR: Evaluación escrita. 
TIEMPO Y ESPACIO: 80 minutos (Aula)